Tres cocineros de New Jersey pretenden ganar el certamen más famoso de la paella Valenciana

Califica este artículo

Tres cocineros de New Jersey pretenden ganar el certamen más famoso de la paella Valenciana   

Por  Rodolfo González  Almaguer

New Jersey(8-11-2016)-Cocinar paellas dista mucho de ser una disciplina olímpica  y el sitio además donde tendrá lugar  la competencia  está muy lejos de exhibir  el ambiente  de Río de Janeiro pero  tres chefs de  nuestra zona  hace ya  meses que vienen ejercitándose con sacrificio  de maratonistas en aras de  un simple objetivo: traer a casa una  medalla de oro.    

Se trata de Guillermo Vallejo, Paco Rodino, y Manuel Rey, el trío de cocineros que el próximo 11 de septiembre defenderán los colores de Estados  Unidos  en la final   del Concurso Internacional de Paellas Valencianas de Sueca, un certamen, tal vez el más importante del orbe, que acostumbra a  efectuarse en Valencia  todos los  años.

Llegar  hasta aquí, ganar el derecho a participar en  una prueba  donde suele asistir  la  crema y nata de los cocineros de paellas a nivel mundial, no les ha resultado un camino  fácil. Vallejo, Rodino y Rey,  llevan meses   puliendo sus habilidades  porque cocinar un buen plato de paellas exige talento, buen gusto, y ciertas artes, cuasi secretas, que sólo los muy avezados chefs son capaces de dominar.

Igualmente  tuvieron que vencer a numerosos colegas el pasado octubre, en New Jersey,  durante la semifinal para Estados Unidos del Concurso Internacional de Paellas Valencianas de Sueca, un evento que  a nivel local auspician   la organización sin fines de lucro Paella for the World Foundation y el gobierno de Jersey City.  

El jurado con la responsabilidad  de  examinar a los competidores de este último concurso fue encabezado  por un par de  expertos que viajaron expresamente desde Valencia:  Jesús Melero y Pep Cortell, los dos  reconocidos pilares de la gastronomía ibérica,  quienes  asimismo fungen como coordinadores  del Concurso Internacional de Paellas Valencianas de Sueca.

La competencia tuvo como escenario los alrededores del  ayuntamiento de Jersey City y, según sus organizadores, logró  movilizar a poco más de  mil personas.

El más joven y el  único cocinero profesional del grupo es Guillermo Vallejo, que actualmente trabaja como chef  en  un conocido restaurant de la Gran Manzana. El caso de  Paco Rodino y Manuel Rey  resulta muy especial: ambos son maduros hombres de negocios pero que en sus ratos libres  cocinan paellas y sienten gran respeto  por el mundo de los fogones.   

“Se trata de personas enamoradas de la paellas, Guillermo Vallejo, Paco Rodino, y  Manuel Rey,  sienten verdadera pasión por este  delicioso plato de origen valenciano y estamos seguros que dejarán muy alto   el  nombre  de Estados Unidos  en España”, declaró la señora Mayda Alfonso, la vice directora  de Paella for the World Foundation. “Los tres  tienen madera de campeones y se han preparado muy bien para esta competencia”.

Manuel Rey confesó a este reportero  que había estado  practicando  durante todo el verano, para deleite de sus vecinos, quienes voluntariamente sirvieron como catadores. De acuerdo con Manolo, competir contra chefs de clase mundial en la cuna de la paella es una experiencia única en la vida que él espera sea  muy  divertida.

Rodino hizo notar  que la competencia tendrá lugar  a  sólo 40 kilómetros de la ciudad natal de sus antepasados. “Crecí haciendo paellas”, dijo Paco.  “Es un honor volver a Valencia para representar a los Estados Unidos  casi 100 años después de que  mis abuelos salieran de España para el Nuevo Mundo”.

Guillermo Vallejo, por su parte, recordó que él trabaja en un restaurant vinculado al famoso equipo de   béisbol New York Yankees.

“Voy preparado para lograr que mi paella sea un batazo de cuatro esquinas, un jonrón,” aseveró Vallejo. “Y como por mi venas corre  sangre mexicana estaría dispuesto a celebrar con Mariachis y Tequila  esa  victoria en el mejor campeonato de paellas del mundo”.